jueves, 15 de mayo de 2014

GRANDES GENIOS SUSPENSOS


Ser un mal estudiante NO  es una condena de por vida. Si repasamos la historia universal, muchos de los hombres y mujeres más admirados por su intelecto fueron malos estudiantes, con suspensos y partes de expulsión, eso si, con curiosidad por aprender.Y es que todas las personas tienen una dosis de talento, pero no todas tienen fuerza de voluntad y ganas de trabajar para desarrollarlo,

Un ejemplo de ello es Rafael Alberti. 

Decía de adolescente que se asfixiaba en las aulas donde solo había  un conjunto de rígidas y monótonas normas a las que había que someterse. Se interesaba por la historia y el dibujo, pero parecía totalmente negado para las demás materias y era incapaz de soportar la disciplina del centro. A las faltas de asistencia siguieron las reprimendas por parte de los profesores y de su propia familia. Quien muchos años después recibiría el Premio Cervantes de Literatura no acabó el cuarto año de bachillerato y en 1916 fue expulsado por mala conducta.

A continuación se cita una serie de personas que destacan en el  mundo de las letras, las ciencias y las artes en general pero que tenían algún que otro suspenso o amonestación por conducta contraria. Escoge uno de ellos y cuéntanos lo más destacado de estos "genios con partes"
Stephen Hawking, Charles Darwin, Picasso, Unamuno, Gabriel García Márquez.


4 comentarios:

  1. CHARLES DARWIN:
    Darwin pasó el verano de 1825 como aprendiz de médico, ayudando a su padre a asistir a las personas necesitadas de Shropshire, antes de marchare con Erasmus a la Universidad de Edimburgo. Encontró sus clases tediosas y la cirugía insufrible, de modo que no se aplicaba a los estudios de medicina. Aprendió taxidermia con John Edmonstone.
    En su segundo año en Edimburgo ingresó en la Sociedad Pliniana. Colaboró con las investigaciones de Robert Edmund Grant sobre la anatomía y el ciclo vital de los invertebrados marinos en el Fiordo de Forth, y en marzo de 1827 presentó ante la Sociedad Pliniana el descubrimiento de que unas esporas blancas encontradas en caparazones de ostras, eran los huevos de una sanguijuela. Un buen día, Grant expuso las ideas sobre la evolución de Lamark. Darwin quedó estupefacto, pero al haber leído recientemente ideas similares en los escritos de su abuelo Erasmus, mantuvo posteriormente una postura indiferente. Darwin se aburría bastante con el curso de historia natural impartido por Robert Jameson, que comprendía la geología y su debate entre neptunismo y putonismo. Aprendió la clasificación de las plantas, y contribuyó a los trabajos en las colecciones del museo de la universidad, uno de los mayores de la Europa de su tiempo.

    ResponderEliminar
  2. Stephen Hawking

    Stephen Hawking estando en Oxford, se especializó en física por falta de profesores de matemáticas. Su interés en esa época se centraba en la termodinámica, la relatividad y la mecánica cuántica. Durante el curso, se apuntó a un equipo de remo, deporte que según él le ayudaba a aliviar su tremendo aburrimiento en las clases de la universidad.
    Los hábitos académicos de Stephen Hawking estaban lejos de impresionar, hasta el punto de no poder acceder a Cambridge, lugar elegido por él para continuar sus estudios, por la nota que había sacado.

    ResponderEliminar
  3. Pablo Ruiz Picasso:

    A Pablito no le atraía la escuela, cuando llegó la hora fue a una escuela parroquial, pero no hacía progresos. Su padre decidió matricularle en el colegio de San Pedro y San Rafael ya que el director era muy conocido por la familia.
    No tenía ningún interés por sentarse en el pupitre, se distraía fácilmente, no podía estarse quieto y atender a las explicaciones del maestro.Tenía un carácter simpático y abierto y pronto se ganó al director, a los diez años aprobó los exámenes de ingreso en el bachillerato, algo se había preparado.
    Después se tuvo que trasladar a La Coruña, donde siguió estudiando, cuando iba pasando el tiempo se dio cuenta de que le gustaba la pintura, así cada vez que podían lo acercaban a la Escuela de Bellas Artes de Málaga.
    Con el paso del tiempo siguió en la Escuela de Bellas Artes de La Coruña, en la de San Fernando de Madrid y en la Lonja de Barcelona, pero así y todo no le llamaba la atención ningún centro docente.

    ResponderEliminar