martes, 2 de febrero de 2016

TE CONOZCO COMO SI TE HUBIERA PARIDO....

  Marianela, de Benito Pérez Galdós (Capítulo Tercero) 
Comenzó a andar la Nela, resueltamente, sin adelantarse mucho, antes bien, cuidando de ir siempre al lado del viajero, como si apreciara en todo su valor la honra de tan noble compañía. Iba descalza: sus pies ágiles y pequeños denotaban familiaridad consuetudinaria con el suelo, con las piedras, con los charcos, con los abrojos. Vestía una falda sencilla y no muy larga, denotando en su rudimentario atavío, así como en la libertad de sus cabellos sueltos y cortos, rizados con nativa elegancia, cierta independencia más propia del salvaje que del mendigo. Sus palabras, al contrario, sorprendieron a Golfín por lo recatadas y humildes, dando indicios de un carácter formal y reflexivo. Resonaba su voz con simpático acento de cortesía, que no podía ser hijo de la educación; sus miradas eran fugaces y momentáneas, como no fueran dirigidas al suelo o al cielo.
  —Dime –le preguntó Golfín–, ¿vives tú en las minas? ¿Eres hija de algún empleado de esta posesión?
—Dicen que no tengo madre ni padre.
—¡Pobrecita! Tú trabajarás en las minas...
—No, señor. Yo no sirvo para nada –replicó sin alzar del suelo los ojos.
—Pues a fe que tienes modestia.

 El narrador conoce a los personajes de la misma forma que una madre conoce a su hijo/a. Va más allá de lo que ven los ojos, sabe porque hace cada gesto, porque reacciona de una forma u otra, por eso es omnisciente, porque no solo se detiene en aspectos físicos, sino que nos cuenta a los lectores lo que piensan, reflexionan...
Localiza en el texto:
- La descripción objetiva, es decir, aquellos rasgos físicos de los personajes
- Las apreciaciones que el narrador hace sobre la muchacha y Golfín, es decir, aquello que forma parte del pensamiento de estos.

15 comentarios:

  1. Descripción objetiva. Primer párrafo.

    Apreciaciones del narrador hacia los personajes. 'Sus palabras al contrario, sorprendieron a Golfín por lo recatadas y humildes, dando indicios de un carácter formal y reflexivo. ' , 'Resonaba su voz con simpático acento de cortesía, que no podía ser hijo de la educación; sus miradas eran fugaces y momentáneas, como no fueran dirigidas al suelo o al cielo'.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Descripción objetiva:
    Nela:
    Iba descalza: sus pies ágiles y pequeños denotaban familiaridad consuetudinaria con el suelo, con las piedras, con los charcos, con los abrojos. Vestía una falda sencilla y no muy larga, denotando en su rudimentario atavío, así como en la libertad de sus cabellos sueltos y cortos, rizados con nativa elegancia ,cierta independencia más propia del salvaje que del mendigo

    Resonaba su voz con simpático acento de cortesía, que no podía ser hijo de la educación; sus miradas eran fugaces y momentáneas, como no fueran dirigidas al suelo o al cielo.

    Golfín:
    Noble compañía.

    Apreciaciones que el narrador hace sobre:
    Nela:
    Comenzó a andar la Nela, resueltamente, sin adelantarse mucho, antes bien, cuidando de ir siempre al lado del viajero, como si apreciara en todo su valor la honra de tan noble compañía.

    Sus palabras, al contrario, sorprendieron a Golfín por lo recatadas y humildes, dando indicios de un carácter formal y reflexivo.

    Golfín:
    Sus palabras, al contrario, sorprendieron a Golfín....

    ResponderEliminar
  4. DESCRIPCIÓN OBJETIVA:Iba descalza: sus pies ágiles y pequeños denotaban familiaridad consuetudinaria con el suelo, con las piedras, con los charcos, con los abrojos. Vestía una falda sencilla y no muy larga, denotando en su rudimentario atavío, así como en la libertad de sus cabellos sueltos y cortos, rizados con nativa elegancia
    APRECIACIONES DEL NARRADOR HACIA LOS PENSAMIENTOS:cuidando de ir siempre al lado del viajero, como si apreciara en todo su valor la honra de tan noble compañía--sorprendieron a Golfín por lo recatadas y humildes, dando indicios de un carácter formal y reflexivo.

    ResponderEliminar
  5. Descripción objetiva: párrafo 1.

    Apreciaciones del narrador:
    - Sus palabras, al contrario, sorprendieron a Golfín por lo recatadas y humildes, dando indicios de un carácter formal y reflexivo.
    - Resonaba su voz con simpático acento de cortesía, que no podía ser hijo de la educación; sus miradas eran fugaces y momentáneas, como no fueran dirigidas al suelo o al cielo.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. La descripción objetiva: «iba descalza», «pies ágiles y pequeños», «vestida una falda sencilla y no muy larga», «la libertad de sus cabellos cortos y cortos, cotizados con nativa elegancia», «sus palabras(...) recatadas y humildes», «resonaba su voz con simpático acento de cortesía».

    Las apreciaciones del autor: «denotaban familiaridad consuetudinaria con el suelo, con las piedras, con los charcos, con los abrojos», denotando en su rudimentario atavío», «cierta independencia más propia del salvaje que del mendigo», «dando inicios de un carácter formal y reflexivo»

    ResponderEliminar
  8. Descripción de los personajes:
    -Nela: Iba descalza: sus pies ágiles y pequeños denotaban familiaridad consuetudinaria con el suelo, con las piedras, con los charcos, con los abrojos. Vestía una falda sencilla y no muy larga, denotando en su rudimentario atavío, así como en la libertad de sus cabellos sueltos y cortos, rizados con nativa elegancia, cierta independencia más propia del salvaje que del mendigo.
    -Golfín: "cuidando de ir siempre al lado del viajero, como si apreciara en todo su valor la honra de tan noble compañía."

    Apreciaciones:
    -Nela: Sus palabras, al contrario, sorprendieron a Golfín por lo recatadas y humildes, dando indicios de un carácter formal y reflexivo.

    Golfín: Resonaba su voz con simpático acento de cortesía, que no podía ser hijo de la educación

    ResponderEliminar
  9. DESCRIPCIÓN OBJETIVA:
    Iba descalza: sus pies ágiles y pequeños denotaban familiaridad consuetudinaria con el suelo, con las piedras, con los chatcos, con los abrojos.Vestía una falda sencilla y no muy larga, denotando en su rudimentario atavío, asi como en la libertad de sus cabellos sueltos u coros,rizados con nativa elegancia, cierta independencia más propia del salvaje que del mendigo.

    NARRADOR HACIA LOS PENSAMIENTOS:
    "Sus palabras,al contrario,sorprendieroa Golfín por lo recatadas y humildes,dando indicios de un carácter formal y reflexivo.Resonaba su voz con simpático acento de cortesía,que no podia ser hijo de la educacion;sus miradas eran fugaces y momentáneas,como no fueran dirigidas al suelo o al cielo"

    ResponderEliminar
  10. DESCRIPCIÓN OBJETIVA:
    Iba descalza: sus pies ágiles y pequeños denotaban familiaridad consuetudinaria con el suelo, con las piedras, con los chatcos, con los abrojos.Vestía una falda sencilla y no muy larga, denotando en su rudimentario atavío, asi como en la libertad de sus cabellos sueltos u coros,rizados con nativa elegancia, cierta independencia más propia del salvaje que del mendigo.

    NARRADOR HACIA LOS PENSAMIENTOS:
    "Sus palabras,al contrario,sorprendieroa Golfín por lo recatadas y humildes,dando indicios de un carácter formal y reflexivo.Resonaba su voz con simpático acento de cortesía,que no podia ser hijo de la educacion;sus miradas eran fugaces y momentáneas,como no fueran dirigidas al suelo o al cielo"

    ResponderEliminar
  11. DESCRIPCIÓN OBJETIVA:
    Iba descalza:sus pies ágiles y pequeños.Vestía una falda sencilla y no muy larga,denotando en su rudimentario atavío,así como la libertad de sus cabellos sueltos y cortos,rizados con nativa elegancia,cierta independencia más propia del salvaje que del mendigo.

    NARRADOR HACIA LOS PENSAMIENTOS:
    Sus palabras,al contrario,sorprendieron a Golfín por lo recatadas y humildes,dando indicios de un carácter formal y reflexivo.Resonaba su voz con simpático acento de cortesía,que no podía ser hijo de la educación;sus miradas eran fugaces y momentáneas,como no fueran dirigidas al suelo o al cielo

    ResponderEliminar
  12. -DESCRIPCIÓN OBJETIVA: Iba descalza: sus pies ágiles y pequeños. Vestía una falda sencilla y no muy larga, denotando en su rudimentario atavío, así como la libertad de sus cabellos sueltos y cortos, rizados con nativa elegancia, cierta independencia más propia del salvaje que del mendigo.

    -APRECIACIONES DEL NARRADOR:Comenzó a andar la Nela, resueltamente, sin adelantarse mucho, antes bien, cuidando de ir siempre al lado del viajero, como si apreciara en todo su valor la honra de tan noble compañía. Sus palabras, al contrario, sorprendieron a Golfín por lo recatadas y humildes, dando indicios de un carácter formal y reflexivo.Resonaba su voz con simpático acento de cortesía, que no podía ser hijo de la educación ; sus miradas eran fugaces y momentáneas,como no fueran dirigidas al suelo o al cielo

    ResponderEliminar
  13. * Descripción objetiva:
    - Iba descalza.
    -Comenzó a andar la Nela, resueltamente, sin adelantarse mucho.
    -Vestía una falda sencilla y no muy larga, denotando en su rudimentario atavío, así como en la libertad de sus cabellos sueltos y cortos, rizados con nativa elegancia.
    - Resonaba su voz con simpático acento de cortesía, que no podía ser hijo de la educación; sus miradas eran fugaces y momentáneas, como no fueran dirigidas al suelo o al cielo.
    - Replicó sin alzar del suelo los ojos.
    - Sus pies ágiles y pequeños.

    * Apreciaciones del narrador sobre la muchacha y Golfín:
    - (…) cuidando de ir siempre al lado del viajero.
    - (…) como si apreciara en todo su valor la honra de tan noble compañía.
    - (…) denotaban familiaridad consuetudinaria con el suelo, con las piedras, con los charcos, con los abrojos.
    -Sus palabras, por lo contrario, sorprendieron a Golfín por lo recatadas y humildes, dando indicios de su carácter formal y reflexivo.

    ResponderEliminar
  14. DESCRIPCIÓN OBJETIVA:Iba descalza: sus pies ágiles y pequeños denotaban familiaridad consuetudinaria con el suelo, con las piedras, con los charcos, con los abrojos. Vestía una falda sencilla y no muy larga, denotando en su rudimentario atavío, así como en la libertad de sus cabellos sueltos y cortos, rizados con nativa elegancia

    NARRADOR HACIA LOS PENSAMIENTOs:Sus palabras,al contrario,sorprendieroa Golfín por lo recatadas y humildes,dando indicios de un carácter formal y reflexivo.Resonaba su voz con simpático acento de cortesía,que no podia ser hijo de la educacion;sus miradas eran fugaces y momentáneas,como no fueran dirigidas al suelo o al cielo.

    ResponderEliminar
  15. D. OBJETIVA:
    Iba descalza: sus pies ágiles y pequeños denotaban familiaridad consuetudinaria con el suelo, con las piedras, con los chatcos, con los abrojos.Vestía una falda sencilla y no muy larga, denotando en su rudimentario atavío, asi como en la libertad de sus cabellos sueltos u coros,rizados con nativa elegancia
    elegancia. (1er párrafo)

    NARRADOR HACIA LOS PENSAMIENTOS:
    "Sus palabras,al contrario,sorprendieroa Golfín por lo recatadas y humildes,dando indicios de un carácter formal y reflexivo.Resonaba su voz con simpático acento de cortesía,que no podia ser hijo de la educacion;sus miradas eran fugaces y momentáneas,como no fueran dirigidas al suelo o al cielo"
    Sus miradas eran fugaces y momentáneas, como no fueran dirigidas al suelo o al Cielo.

    ResponderEliminar